Sistema de alimentación ininterrumpida

Las principales variaciones de tensión se producen más a menudo de lo esperado. Esto se traduce en choques, pérdidas de datos y costosos tiempos de inactividad. La solución es un sistema de alimentación ininterrumpida (SAI) que ofrezca varios niveles de protección para diferentes aplicaciones.